Los Tipos de Memoria y sus Características (Psicología)

Aunque muchos especialistas lo saben, la mayoría de las personas desconocen que la memoria no es una sola. De hecho, los seres humanos poseen diversos tipos de memoria, mismas que se han descubierto y estudiado a lo largo de las últimas décadas. En estas investigaciones se ha determinado que, por ejemplo, existe una memoria enfocada en recordar los comportamientos y otra, muy distinta, dedicada a los recuerdos.

A lo largo de este artículo seremos participes de un viaje por los tipos de memoria que, hasta ahora, han sido identificadas. Acompáñanos en este asombroso e interesante recorrido.

¿Qué es la memoria?

Antes de poder adentrarnos en la categorización o los tipos de memoria, es indispensable realizar una definición concreta de la memoria. Para ponerlo en términos sencillos la memoria es una función realizada por el cerebro en la cual son codificados y guardados el conjunto de elementos que percibimos y que llamamos información, misma a la cual podemos acceder y extraer posteriormente. La memoria es aquella función que nos permite recordar los objetos, emociones, rostros, caras, palabras, sucesos, etc.

Este cumulo de elementos almacenados en nuestra memoria, son obtenidos por nuestra praxis o experiencia de vida. Estos recuerdos, en sumatoria, son los que conforman el sentido de nuestro ser.  Esto implica que una pérdida, parcial o total por ejemplo por un Cáncer Cerebral , de nuestra memoria significa perder nuestra esencia como nosotros mismos.

Tipos de memoria 

1.- La memoria según su duración

La primera división en torno a memoria se refiere a la permanencia del recuerdo en nuestro cerebro. Esto puede ser de unos pocos segundos, hasta varios años. Entonces tenemos:

a.- Las memorias sensoriales

Esta se refiere al proceso de almacenamiento de todo aquello que experimentamos por nuestros sentidos, pero que aún el cerebro no ha procesado, es inconsciente. Mientras que su duración es bastante corta, pues desaparece apenas se fue el estímulo, su capacidad de almacenamiento es muy grande. Esta memoria sensorial se subdivide de acuerdo a cada uno de los sentidos, por lo que tenemos:

  • Memoria icónica: almacena elementos visuales del entorno en un estado puro, como formas, colores, siluetas, brillo, etc. Su duración es de apenas un segundo.
  • Memoria ecoica: se centra la administración de elementos auditivos, sin que esto implique un análisis del estímulo en cuanto a su significado.
  • Memoria háptica: estimulada por la captación sensorial de la piel y terminaciones nerviosas, de manera que almacena sensaciones térmicas, de humedad, forma, etc.
  • Memoria gustativa y olfativa: ambas se encargan de los estímulos organolépticos presentes en nuestro entorno, mismo que son vitales para la supervivencia.

b.- Memoria a corto plazo

Este tipo de memoria opera al ser recuperada brevemente una información que se está procesando en ese momento. Posee una duración de pocos segundos a un minuto, pero si aplicamos un proceso consciente como repetirla, relacionarla o darle sentido, puede pasar a la memoria de largo plazo.

c.- Memoria de trabajo

También conocida bajo la denominación de memoria operativa, sirve para realizar actividades de carácter secuencial o de múltiples pasos. Aquí se encuentra presente la posibilidad de usar la información almacenada para integrarla a procesos cognitivos superiores.

d.- Memoria a largo plazo

La información acá almacenada puede estar con nosotros mientras estemos vivos. Asimismo se puede guardar una cantidad de información inconmensurable que de degrada poco en función del tiempo. Tiene como depositarios espacios conscientes e inconscientes, que se entretejen en complejas redes neuronales.

Los recuerdos almacenados en la memoria de largo plazo pueden ser revisados y modificados, por lo que no son inmóviles.

2.- La memoria según su nivel de consciencia

a.- Memoria implícita

Hace referencia a los recuerdos inconscientes. Esto quiere decir que fueron almacenados sin la intención de que así fuese o con una atención consciente para dicho fin. Se basa en cosas que sabemos hacer de manera automática.

b.- Memoria explícita

Esta es la memoria donde se almacena aquello que de manera consciente queremos recordar. De tal manera que obedece a la intencionalidad del sujeto.

3.- La memoria según el contenido

Memoria semántica

Encargada de guardar aquello que definimos como conocimiento consciente. Visto de otro modo es nuestro catálogo de conceptos y categorías. Fechas, significados, denominaciones entran acá, tal como todo lo que aprendemos en la escuela, liceo, universidad, etc.

Memoria Procedimental

Memoria implícita encargada de ayudarnos a recordar cómo se hacen las cosas, es decir obedece a procesos prácticos. Se centra en el aprendizaje motriz y una vez almacenado podemos recuperarlo para repetirlo una y otra vez. Montar en bicicleta, nadar, batear son ejemplos clásicos.

Memoria Episódica

Esta es la memoria explicita que reúne aquellos recuerdos e información que consideramos importante para nosotros. Si se encuentran asociado a experiencias sentimentales fuertes son mucho más fáciles de recordar. Se va acumulando en la medida que desarrollamos el lenguaje desde nuestra infancia, pero a medida de acercarnos a la vejez comienza a diluirse.

Memoria Autobiográfica

Para muchos es una parte de la memoria episódica. Consta de recuerdos en primera persona, mismos que son recordados de manera vivida. Al igual que la memoria episódica son altamente resistentes al olvido. Particularmente, la memoria autobiográfica almacena información única del sujeto, misma que tienen una temporalidad y ubicación espacial también singular.

Memoria Topográfica

Se refiere a la capacidad de recordar espacios y lugares. Es vital para el reconocimiento del medio donde nos encontramos y orientarnos.

4.- Memoria según la direccionalidad temporal

Memoria prospectiva

Esta memoria se encarga de hacernos recordar aquello que nos concentramos en recordar más adelante. Actúa a nivel consciente, pues ella permite programar la realización de funciones en tiempo futuro que dependen de actos de recordar algo. Se centra en la capacidad de realizar planes, prever situaciones o adelantarse a ciertas situaciones.

Memoria retrospectiva

Esta es la acción de recordar personas, acciones, imágenes, etc., que están en el pasado. Acá entra varias de los tipos de memoria antes señalados como la episódica, la implícita, la semántica, la , la explicita, entre otras.

Aunque parece que ambas memorias según su temporalidad están entrecruzadas, en realidad se ha demostrado que pertenecen a procesos mentales distintos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba