Tipos de Empresas y Clasificación de Empresas

Las empresas son organizaciones o instituciones que se dedican a diferentes actividades con fines económicos, con el objetivo de satisfacer necesidades y generar fuentes de empleo que a su vez impulsan la economía de todos los países. Sirven para promover las ideas de personas visionarias, y podemos encontrar distintos tipos de ellas, las cuales podemos calificar de diferentes maneras, en internet podemos encontrar muchas maneras de clasificarlas, pero aquí te mostramos las mejores y las más comunes formas de hacerlo.

Tipos de Empresas

Según la actividad

Podemos clasificarlas tomando en cuenta el sector de producción especifico al que están dirigidos, pudiendo así separarse en tres tipos, sector primario, secundario, y terciario.

Sector primario

Este es el sector más básico de la industria, requiere del uso de alguna materia prima, ya que se encarga de la extracción de los materiales directamente de la naturaleza, algunos ejemplos de este tipo de empresas son las de agricultura, ganadería, caza, pesca, extracción de áridos, agua, minerales, petróleo, energía eléctrica, entre muchas otras.

Sector secundario

Estas empresas se encargan del procesamiento, transformación y preparación de las materias primas conseguidas en el sector primario, a través de procesos de producción y fabricación. Algunas empresas que entran dentro de esta clasificación son las que realizan actividades como la construcción, la óptica, la maderera, la textil, etc.

Sector terciario

Este sector es llamado también como sector de servicios, son las empresas que requieren de la completa capacidad humana para realizar trabajos físicos o intelectuales. En estas se ponen a la venta diferentes productos o servicios, comprende a la gran mayoría de empresas actuales, como lo son las de transporte, los bancos, los comercios, los seguros, las empresas de hotelería, asesorías, educación, restaurantes, entre muchas otras.

Según su tamaño

Otra posible clasificación es midiendo su tamaño, se puede llevar a cabo de diferentes maneras según el criterio, como el número de empleados, el tipo de industria, el sector de actividad donde participan o el valor de sus ventas anuales, sin embargo, existe una norma general que las clasifica de la siguiente manera. Realmente cualquiera de las tipificaciones, buscan ajustarse a las realidades del mercado.

Grandes empresas

Estas manejan grandes capitales y financiamientos, utilizan instalaciones propias, y sus ventas anuales son de unos varios millones, poseen cantidades de más de 250 empleados de confianza y sindicalizados. Cuentan con sistemas de administración y de ejecución avanzados, y gracias a todas estas características se les hace más fácil la obtención de créditos y préstamos de instituciones financieras importantes, tanto nacionales e internacionales. La mayoría de las veces apuestan por la internacionalización, para llevar sus productos a todo el mundo y conseguir mayores beneficios.

Medianas empresas

Este tipo de empresas intervienen entre 50 y 250 empleados, generalmente también poseen un sindicato y cada función, como la administrativa y ejecutiva, están bien definidas en cada trabajador en sus responsabilidades y funciones, poseen sistemas y procesos sistematizados. La mayoría de empresas actuales forman parte de esta categoría y mantienen la economía actual.

Pequeñas empresas

Las empresas pequeñas son entes independientes y rentables, aunque no posean capital o financiamiento. Poseen un número de personas reducido, que van de entre 11 a 49 personas y sus ganancias anuales no suelen superar un cierto límite, suelen ser negocios familiares y su forma organizacional deriva en la división del trabajo entre ellos mismos.

Microempresas

Estas poseen un máximo de 10 personas interviniendo en su ejecución, suelen ser de propiedad individual, donde el dueño también trabaja dentro de estas, son la manera de inicio de la mayoría de las grandes empresas si se invierte en estas correctamente. Ocupan materiales y maquinarias realmente esenciales y reducidos ahorrando lo más posible su capital, los aspectos administrativos, productivos, de ventas y financiación pueden ser llevados a cabo por el propio dueño.

Según la propiedad del capital

En este sentido se toma en cuenta las manos en las que esta el poder del manejo del capital, ya sea en las de los particulares, en la de organismos públicos o también en la de ambos, por lo que podemos clasificarlos de la siguiente manera.

Empresa privada

Empresa Privada

En este tipo de empresas la propiedad del capital esta totalmente en manos privadas, en las de sus dueños y socios, los cuales buscan mantener su rentabilidad y beneficios por medio de la actividad de dicha empresa.

Empresa pública

Empresa pública

Para estas empresas el capital que se utiliza para su funcionamiento proviene de las arcas públicas del Estado, puede ser Nacional, Provincial o Municipal. Tienen la finalidad de brindar servicios a la población sin la necesidad de generar algún tipo de beneficio.

Empresa Mixta

En estas empresas la propiedad del capital este compartido entre el Estado y la industria privada, se origina cuando el capital público no es suficiente para el correcto impulso de la empresa, por lo que entes privados pueden colaborar aportando capital, mano de obra o equipos de trabajo.

Según el ámbito de actividad

Esta clasificación se implementa para conocer las relaciones e interacciones de estas empresas con respecto a su entorno político, económico o social, por lo que pueden agruparse de esta forma

  • Empresas locales, estas operan únicamente dentro de un pueblo, ciudad o municipio especifico
  • Empresas provinciales, son organizaciones que operan en el ámbito geográfico del estado de un país
  • Empresas regionales, estas involucran varias provincias o estados de un mismo país
  • Empresas nacionales, están orientadas a realizar ventas en todo el territorio de un país o nación
  • Empresas multinacionales, las actividades de estas empresas se extienden a dos o más países

Observando todos estos tipos de empresas, clasificados de diferentes maneras, podemos tener una visión de los modelos de empresas que existen, pero además de estas tipificaciones podemos encontrar otras. Utilizando diferentes métodos de análisis, que son abordados y analizando el destino de los beneficios o según sus formas jurídicas. Teniendo en cuenta todo esto podemos saber que no existe una manera única de clasificar las empresas, depende de la utilidad del tipo en un momento determinado. En ocasiones, grandes empresas prefieren diversificarse en pequeñas empresas que lo favorezcan jurídicamente, es un recurso legal y ec

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba